Actaulizacion semanal

El dólar cerró la semana un poco más débil. Sin embargo, los datos publicados durante la semana mostraron que las ventas minoristas de Estados Unidos subieron por tercer mes consecutivo en mayo, una señal de que los consumidores se han intensificado a pasar de un comienzo cauteloso de año. La cifra de ventas al por menor positivas, sugieren que la economía estadounidense ha recobrado impulso después de la contracción en el primer trimestre. Además, el repunte en las ventas minoristas mantiene las expectativas para el inicio de subidas de tipos de la Fed en septiembre.

Por otro lado, los datos mostraron un repunte modesto en las personas que solicitaron beneficios por desempleo en los EE.UU. en la semana terminada el 06 de junio. Mientras tanto, la confianza del consumidor estadounidense se recuperó con fuerza en junio y recuperó su nivel promedio registrado desde el inicio del año. Además, el índice de optimismo de los negocios de la NFIB reveló que la confianza entre las pequeñas empresas, mejoró en mayo. Durante la semana, el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió sobre el elevado valor de la divisa estadounidense en la cumbre del G7 en Alemania. Sin embargo, más tarde, la Casa Blanca negó acerca de dicha declaración y mencionó que el Presidente estaba mal citado.

El euro cotiza en una base más sólida frente a sus compañeros. Durante la semana, las negociaciones entre Grecia y el equipo negociador del FMI colapsaron después de que los funcionarios del FMI repentinamente rompieran el diálogo, citando «diferencias importantes» con Atenas. El desglose entre ambas partes aumentó los temores de que la nación endeudada podría salir de la zona euro. Mientras tanto, la producción industrial de Alemania se recuperó más de lo esperado, mientras que el superávit comercial del país se redujo menos de lo previsto en el mismo mes. Sin embargo, la confianza de los inversores en la zona euro en junio se redujo a su nivel más bajo en cuatro meses, opacando el optimismo hasta cierto punto.
La libra empujó al alza frente a sus contrapartes, después de que el NIESR indicara que la economía del Reino Unido tomó impulso, recuperándose de su primer nefasto cuatrimestre. El NIESR también espera que el Banco de Inglaterra evalúe las tasas de interés a principios del próximo año. Durante la semana, los datos revelaron que la producción industrial de Gran Bretaña superó las expectativas del mercado sobre la base mensual en abril, ayudado por un aumento de la producción de petróleo y gas, mientras que la producción manufacturera alcanzó las expectativas de consenso en el mismo período.

Esta semana, el mercado de divisas podría ser dictada por la reunión del FOMC, con versiones optimistas recientes que favorecen un aumento de las tasas de interés en los EE.UU. antes de lo esperado.

Fuente: DirectFX